Los dos fabricantes japoneses anunciaron que trabajarán juntos para desarrollar nuevas tecnologías.

Toyota y Suzuki son dos de los fabricantes de autos más grandes de Japón, y su más reciente noticia fue la alianza de la que empezaron a participar; ambas marcas compraron acciones mutuamente para formalizar su trabajo conjunto.

Toyota compró el 5% de Suzuki por un valor de 908 millones de dólares, y por otro lado, Suzuki adquirió el 0.2% de Toyota por 454 millones de dólares.

Con esta alianza las marcas pretenden desarrollar tecnologías para la movilidad eléctrica y autónoma, además de producir motores de manera conjunta para poder reducir costos de producción y lanzar al mercado modelos más económicos.

Desde marzo de este año ambas compañías firmaron un acuerdo para compartir modelos y motorizaciones en algunos países, por lo que esta alianza ya se veía venir, pero formalizarla llevará su producción a nivel global.

¿Y qué aportará cada empresa en la alianza? Toyota, por un lado, le brindará a Suzuki la tecnología y capital necesarios para desarrollar movilidad eléctrica y autónoma que beneficie ambas compañías; por su parte, Suzuki le dará sus conocimientos y recursos a costos accesibles.