La nueva generación del Defender se presenta en Frankfurt con un nuevo pero inconfundible diseño.

Land Rover Defender rediseñado para mantenerse actual pero sin perder su esencia.
La silueta general se ha mantenido pero claramente todo es ahora más redondeado,
se mantuvo la rueda de repuesto expuesta atrás y gracias al uso de la nueva plataforma D7x,
que según Land Rover es la más rígida que han diseñado hasta el momento, se obtuvieron voladizos
cortos que le permiten incluso mejorar los ángulos de entrada (38°), salida (40°) y ventral (28°)
respecto al Defender clásico.

El despeje al suelo es de 29.1 centímetros, la capacidad de vadeo es de 90 cm, la capacidad de
carga es de 900 kg (incluyendo 168 kg en el techo, en el cual se puede adaptar una carpa para
dos personas o canasta para carga; del lado izquierdo hay una escalera plegable para acceder
al techo), puede remolcar hasta 3.5 toneladas y opcionalmente se puede equipar un winche en
la defensa delantera con capacidad de hasta 4.5 toneladas.

Inicialmente el nuevo Land Rover Defender estará disponible en la carrocería de cinco puertas,
la 110, y posteriormente en la de tres puertas, el 90. También habrá una versión panel de carga
basada en el Defender 90.

Mecánicamente habrá en principio dos unidades diésel de 2.0 litros turbo con 197 y 237 caballos
de potencia, un 2.0 litros turbo gasolina de 296 caballos y una versión mild hybrid que combina
un motor 3.0 litros turbo de seis cilindros en línea con un sistema de 48 voltios que alcanza
los 395 caballos. Más adelante se espera también un Defender híbrido enchufable.

El nuevo Defender trata de mantener algo de sus orígenes rústicos con algunos tornillos expuestos
o materiales plásticos en la parte baja que le permiten ser lavados con facilidad. De igual forma
se incluye opcionalmente o de serie, según la versión, un puesto central delantero que cuando está
en uso y obstruye la vista por el espejo central obliga a activar el sistema Clear view rear sight
que mediante una cámara trasera despliega su imagen en el espejo.

Land Rover Defender 2020 incluye el sistema Terrain Response 2 que permite al conductor configurar
todo a su gusto, incluyendo los diferenciales, o dejar él mismo vaya ajustando todo de forma automática.
El Defender 90 trae una suspensión independiente de espirales y de forma opcional puede incluir una suspensión
de aire con regulación de altura, la misma que viene de serie en el 110.

El Land Rover Defender 2020 estará disponible en versiones Defender, Defender S, Defender SE, Defender HSE,
Defender X y Defender First Edition con precios que arrancarán, para el 110, en 49.900 dólares. El Defender 90

debería tener un precio inferior, pero hasta el momento no ha sido anunciado.